Las mejores métricas para monitorizar la salud de un Ecommerce (y cómo rastrearlas)Tardas 8 minutos en leerlo

Antes de empezar con la optimización de un sitio web, generalmente realizamos una auditoría completa: Sacamos los datos, priorizamos las acciones definiendo los KPI SEO y pasamos a la acción.

En estos casos es importante mantener el plan e ir atacando poco a poco los puntos que hemos designado.

Este proceso nos mantiene centrados en lo importante, pero por otra parte, nos deja una visión limitada de todo lo que sucede en nuestro sitio web.

Por ello creo que es recomendable tener formas de monitorizarlo y tener asignadas unas métricas que nos digan si algo está funcionando mal o de cómo evolucionan las acciones.

En este caso vamos a centrarnos sólo en conceptos relacionados con cómo medir el SEO dentro de un Ecommerce

Además dividiré en 3 apartados las métricas de salud de nuestro sitio, para que sea más sencillo visualizarlas. De esta forma tenemos el rendimiento web, el contenido y el apartado offsite.

Creo que simplificando mucho son los tres apartados prioritarios a tener en cuenta y que debemos controlar aunque no trabajemos en ellos de forma directa.

APUNTE 📌

Ten en cuenta que a pesar de estar separadas muchas de ellas tienen correlación y unas pueden influir sobre las otras.
P.E.: Una mala experiencia de usuario en una página que se sirve muy lenta impactará en el tráfico ya que esto es posible que influya en la pérdida de usuarios y con ello en posicionamiento.

Métricas para SEO en el rendimiento web

Este es el apartado técnico de la web y en donde podemos controlar lo más mínimo si nos lo proponemos. A nivel de SEO, lo principal es monitorizar cosas que ‘se rompen’, como rinde nuestra web y que hace Google en ella.

Aumento de la velocidad de carga de la página.

Este es uno de los apartados más importantes a monitorizar, ya que cada milésima de segundo impacta en los beneficios que puede dejar de ganar un Ecommerce.
No es fácil tener un control total de esta parte, pero sí podemos tener informes de cómo están evolucionando las cosas y qué páginas están resultando lentas.

Dentro de Google Analytics podemos ver el informe de velocidad de sitio por una parte y además configurar semanalmente un correo con las páginas más lentas de nuestro sitio o de la velocidad de las que más usuarios reciben.

Es más, podemos realizar las segmentaciones que más nos interesen, diferenciando entre dispositivos móviles y desktop, región geográfica, canales,…

También podemos optar por herramientas de pago como Pingdom en la que tendremos más datos y con la que también monitorizamos tiempos de respuesta del servidor, caídas de la web o análisis de comportamiento de los usuarios.

Errores de rastreo.

Esta parte es super importante, ya que generalmente no somos conscientes de que esto sucede hasta que lo identificamos en Search Console.

Una recomendación es visitar Search Console periódicamente y siempre que recibamos informes de este tipo, ya que Google nos manda reportes cuando hay aumentos de tendencias en estos problemas.

Uso en dispositivos móviles y usabilidad.

Este apartado cobra cada vez más importancia, ya que el tráfico web cada vez está derivando a este tipo de dispositivos.

Y una vez más, Search Console nos va facilitar datos de lo que sucede en este tipo de páginas ya que cuenta con una sección específica.

Por otra parte también podemos configurar alertas en donde se nos notifique una caída de tráfico superior a un 10% de una semana a otra en Google Analytics.

Estado de indexación y estadísticas de rastreo.

El estado de indexación y las estadísticas de rastreo son algo que podemos consultar en la antigua interfaz de Search Console y en el nuevo apartado de Cobertura.

Nos ofrece datos de anomalías en la cantidad de páginas rastreadas cada día o si grandes cambios como migraciones o mejoras están evolucionando de la forma esperada.

Por otra parte si tenemos configurada la monitorización de Logs, los datos de los que dispondremos serán mucho más contextualizados, ya que podremos aplicarlos de forma individualizada a determinadas secciones de la web o identificar problemas de rastreo imposibles de detectar sin este acceso a los datos.

Códigos de estado HTTP

El sueño de muchos SEO es tener una web 100% con códigos 200 pero sabemos que eso es prácticamente imposible, y más cuando la web va cogiendo tamaño.
Pero esto no saca que tengamos que tener controlados este tipo de problemas o códigos que se salen del 200.
Personalmente pongo bastante empeño en este tipo de tareas, ya que son un paso esencial para tener una web higiénica.

Me fijo bastante en los Soft 404, que suelen ser síntoma de problemas de thin content (Google directamente te está diciendo que es basura) y en los 404 comunes, que generalmente son debidos a problemas humanos por malos enlazados internos o URLs enlazadas que hemos eliminado.

Redirecciones y errores de servidor son los otros códigos que debemos vigilar para ver que sucede exactamente con esas URLs.

Por último si quieres monitorizar las páginas 404 vistas en Analytics, tienes esta guía avanzada de mi compañero Eoghan Henn: https://www.searchviu.com/en/404-errors-google-analytics/

Métricas SEO para el Contenido

En esta sección nos centramos en todo lo que tiene que ver con los usuarios y la respuesta de éste con el contenido. También tenemos la evolución de los rankings y los posibles cambios de posiciones, así como la visibilidad.

Evolución del tráfico orgánico.

Esta es una de las métricas principales y que debes revisar casi a menudo. Identificar el porqué ha subido y el porqué ha disminuido es una de las acciones claves.

Analytics será aquí tu gran aliado y deberías tener configurada una alerta semanal de aumento o disminución de tráfico orgánico de entre un 3 – 20% dependiendo del tamaño de tu web.

Otra forma de controlar también la evolución del tráfico orgánico es con el informe de rendimiento web de Search Console.

Formas avanzadas de identificar problemas concretos es mediante la segmentación por tipologías de URLs o secciones de la web, distinguiendo entre tráfico desktop y mobile o apoyándote directamente en otras métricas de monitorización externas como los índices de visbilidad de herramientas como Sistrix.

Como hemos dicho, los puntos clave a vigilar tienen una estrecha relación entre ellos y en este es donde suelen impactar la mayoría de ellos.

Cambios en los tipos de usuarios.

La recurrencia de los usuarios puede ser un buen indicador de que estos están comprometidos con tu sitio web. Ten en cuenta que al principio serán más usuarios nuevos que recurrentes.

Una forma de ver evoluciones en este tipo de cambios es programar una alarma en Analytics de si el aumento es significativo de una semana a otra y analizar que se ha realizado para que esto suceda.

El Ranking de las palabras clave.

Monitorizar palabras clave es algo básico. A pesar de que las intenciones de búsqueda es lo que prima, las clasificaciones todavía se aplican a palabras clave. Lo mejor a la hora de trabajarlas es separarlas por secciones, URLs o por tipo de tráfico que traen a la web y ver su evolución en el tiempo.

De esta forma, si pierdes posiciones o ves que algo dentro de tu negocio no está funcionando, podrás verificar visualmente en un ranking agrupado de evolución que es lo que sucede.

Personalmente AccuRanker es la herramienta que utilizo, asociando las palabras clave principales a las URLs y agrupándolas por tipologías mediante Tags. Así construyo mi propio índice de visibilidad personal de cada sección de la web.

Tasa de rebote.

La tasa de rebote no es un indicador de mal rendimiento en estos tiempos que corren, pero sí que nos permite detectar problemas como una mala experiencia del usuario por contenido irrelevante e incluso intenciones de búsqueda mal planteadas.

Si sabemos la intención que tenemos en cada URL podremos interpretar bien los datos de rebote o definir que es un rebote para nosotros en ese contenido.

Monitorización de las Key Pages

Las key pages de un Ecommerce es donde sucede la ‘magia’ y son las páginas por la que pasa un usuario hasta finalizar la compra.

Dentro de la monitorización de las key pages debes de tener en cuenta aspectos como la velocidad de carga, el rebote o las salidas si tienes un funnel definido.

A la hora de trabajar o monitorizar entran aspectos como el CRO pero como SEOs debemos tenerlas vigiladas mediante informes de pérdida de usuarios en el funnel de compra, el abandono de carritos o bajo rendimiento de las páginas de producto.

Configura alarmas cuando las salidas de estas páginas que has definido como claves sea superior a la media. Esto puede permitirte coger una anomalía a tiempo antes de que se convierta en un problema.

Páginas que podemos meter dentro de estas Key Pages son las de mayor beneficio por categorías, productos más vendidos, el carrito, checkout, la home o las páginas de mayor tráfico del blog.

Beneficios por el canal orgánico.

Esto es básico ya que trabajamos para conseguir beneficios en nuestra web. Por ello es importante tener controlado nuestro canal natural de adquisición de tráfico.
Ventas, registros y la evolución a lo largo del tiempo son cosas que debes tener en cuenta.
Además debes entender el tipo de negocio que tienes y las estrategias que se realizan ya que la estacionalidad o acciones puntuales suelen tener impacto en los beneficios.

Compara períodos similares o de un año a otro para tener la mayor objetividad.

Métricas SEO Offsite y Branding

Los dos primeros apartados se centran en lo que sucede dentro de tu página web. Este último he querido dedicarlo a monitorizar aquellos aspectos que tienen incidencia en tu web pero que no dependen de ella directamente.

Cambios en el tráfico directo.

A veces solo nos centramos en el tráfico orgánico, ya que es el que se supone que debemos tener en cuenta como SEOs.

Sin embargo, evaluar el tráfico directo nos permite ver más allá y ver el estado de la marca y la evolución a lo largo del tiempo.
Si observas caídas en este tráfico busca correlaciones con el orgánico o desde mobile.

Cambios en el tráfico referido.

El tráfico referido a veces es bastante complicado de medir en un Ecommerce ya que las pasarelas de pago, afiliados o campañas pueden desvirtuar datos.
Lo ideal es configurar una alarma de que si el tráfico baja o sube sobre un 10% te avise. De esta forma podrás comprobar si has perdido algún enlace importante, si te han enlazado recientemente o recibes tráfico desde algún lugar de manera puntual.

En conjunto con herramientas como ahrefs podrás investigar tu perfil de enlaces de forma más pormenorizada.

Cambios en el tráfico de pago y el correo.

Son dos tipos de tráfico que seguramente no sean de tu trabajo directo como SEO pero que sí influyen en el Ecommerce. Configura alarmas en Google Analytics que te notifiquen si han tenido disminuciones importantes de una semana para otra.

Considera que este tráfico influirá también en el orgánico casi seguro.

Palabras clave de marca.

Este es un tipo de seguimiento que deberías tener controlado o por lo menos ver una evolución a lo largo del tiempo, ya que puede indicar cambios en el reconocimiento de la marca o si determinadas acciones están funcionado mejor o peor.

En Search Console es fácil de verlo en la sección de rendimiento y además tienes otras herramientas que te datos más generales como Google Trends.

Impresiones, clics, CTR de palabras clave y URLs

Son el tipo de Keywords por las que conseguirás crear una conciencia de tu marca asociada a unos términos. Este aspecto lo puedes visualizar dentro de Google Search Console.

Una forma rápida de atacar problemas o identificar mejoras es observar grandes impresiones con bajo CTR en primera página o keywords con alto volumen en página 2 para mejorarlas.

Otras métricas

Existen muchas métricas a tener en cuenta dentro de un Ecommerce a nivel SEO como son el índice de visibilidad, la evolución de los enlaces adquiridos, enlazado interno o registros de la página web.

Conocer lo que sucede en tu negocio y cuales son KPIs SEO que medir es tu responsabilidad. No todos son válidos para todos los sitios pero a grandes rasgos monitorizar las que he nombrado arriba es suficiente para tener un control óptimo y además apoyándote en herramientas gratuitas de Google en su mayoría.

Por una parte tienes Search Console, que nos ayuda a sacar datos puramente SEO y de rendimiento web y por la otra Google Analytics, que nos permite contextualizarlos viendo métricas de negocio o comportamiento de usuarios.

Las otras herramientas como OnCrawl, AccuRanker o Sistrix nos permiten cruzar datos y sacar conclusiones más profundas a la hora de evaluar los datos en tu Ecommerce.

Y para terminar, si crees que alguna métrica o KPI SEO debería estar presente, te animo a que la expongas en los comentarios. Seguro que tendrás tus razones de peso 😃

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.